viernes, 21 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 21, 2014

ORGÍA HOSPITALARIA.. Las enfermeras se reúnen en la cafetería del Hospital luego de haber pasado una noche orgiástica de disfraces y se ponen a comentar: Anoche debí acostarme con un anestesista. ¿Por qué? preguntan las otras. Porque no sentí nada, nada, pero nada de nada... Pues yo debí acostarme con el Director. ¿Por qué? Daba órdenes y órdenes, y todo el trabajo lo tuve que hacer yo. ¡Ah! el mío debió ser un médico residente. Se la pasaba preguntando: ¿Va todo bien?, ¿lo estoy haciendo bien?, ¿es así como se hace? Todas miraron a la enfermera restante , que estaba con cara de felicidad y le preguntan: ¿Y tú con quién te acostaste? Me toco un radiólogo. Una maravilla. Lo hizo anterior, posterior, lateral, ambas oblicuas. Y sobretodo en plano axial. Y cuando terminó dijo: que mala onda, te moviste hay que repetir todo de nuevo…

martes, 18 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 18, 2014

ROBERTO CRUZ VICTORIA Luis Fernandez, actor, y escritor venezolano y esposo de Mimí Lazo, lanzó la campaña: “Salvemos a las mujeres”, mira lo acertado y hermoso que dice: 1. Alimentación correcta: Nadie vive de la brisa. Mujer vive de cariño. Dele en abundancia. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario, hablar con ellas es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Si su hombre no hace eso, búsquese uno que lo haga. 2. Flores: También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero. 3. Hábitat: La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su ADN. 4. Respete la naturaleza: ¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso. 5. No restrinja su vanidad: Es propio de la mujer pintarse las uñas, los labios, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar zarcillos, comprarse muchos zapatos y carteras, pasar horas escogiendo ropa en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela. 6. El cerebro femenino no es un mito: Mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted. 7. No haga sombra sobre ella: Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca atrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está atrás, usted llevará una patada en el trasero. 8. Acepte: Las mujeres también tienen luz propia y no dependen de un hombre para brillar. Mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, fastidiosa o complicada ES UN POBRE HOMBRE!!! Las Mujeres son una Bendición Que les parece?

lunes, 17 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 17, 2014

LA MALETA, Un hombre murió, al darse cuenta vio que se acercaba Dios y que llevaba una maleta consigo. ~ Dios le dijo: ~ Bien hijo es hora de irnos. ~ El hombre asombrado preguntó: ~ ¿¿¿Ya??? ¿¿¿Tan pronto?? Tenía muchos planes.... ~ Lo siento pero es el momento de tu partida. ~ ¿Qué traes en la maleta? preguntó el hombre y Dios le respondió: ~ ¡¡¡Tus pertenencias!!!…. ~ ¿¿¿Mis pertenencias??? ~ ¿Traes mis cosas, mi ropa, mi dinero? ~ Dios le respondió: ~ Eso nunca te perteneció, eran de la tierra. ~ ¿Traes mis recuerdos? ~ Esos nunca te pertenecieron, eran del tiempo. ~ ¿Traes mis talentos? ~ Esos no te pertenecieron, eran de las circunstancias. ~ ¿Traes a mis familiares y amigos? ~ Lo siento, ellos nunca te pertenecieron, eran del camino. ~ ¿Traes a mi mujer y a mis hijos? ~ Ellos nunca te pertenecieron, eran de tu corazón. ~ ¿Traes mi cuerpo? ~ Nunca te perteneció, ese era del polvo. ~Entonces, ¿traes mi alma? ~ ¡¡¡No!!! Esa es mía. ~ Entonces el hombre lleno de miedo, le arrebató a Dios la maleta y al abrirla se dio cuenta que estaba vacía..... ~ Con una lágrima de desamparo brotando de sus ojos, el hombre dijo: ~¿¿¿ Nunca tuve nada??? Así es, cada uno de los momentos que viviste fueron Solo Tuyos. ~ La Vida es ¡¡sólo un Momento... !! ¡¡¡Un Momento Tuyo!!! Por eso, mientras estés a tiempo Disfrútala en su Totalidad. ~ Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga.... ~ Vive El Ahora... ~ Vive Tu Vida... ~ No te olvides de SER FELIZ, es lo único que Realmente Vale la pena ~ Las cosas materiales y todo lo demás por lo que luchaste, se quedan aquí ~ NO TE LLEVAS NADA Regala esta hermosa reflexión a todos los que quieras en este mundo y disfruta cada segundo que vivas. TE PROHÍBO 5 COSAS: 1- Llorar sin contarme lo que te pasa. 2- No luchar por lo que quieres. 3- Abandonarlo todo por temor. 4- No luchar por ser feliz... 5- Y ante todo, queda totalmente

viernes, 14 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 14, 2014

Laura Palomino araiza Señor es usted bizco no lo que pasa es que tengo un ojo tan bonito que el otro se le queda mirando Quieres un poco de vodka. no gracias bueno y cómo te va en el amor sabes que saca la botella Análisis de la palabra estudiantes estudian día antes No eres feo solo eres incómodo de ver Uy me olvide las llaves de mi casa en el trabajo sabes inglés y eso qué tiene que ver ay no sé dicen que el inglés te abre muchas puertas Madonna tiene 54 y su novio 22. Jennifer López tiene 43 y su novio 26. Si no estás saliendo con nadie no te preocupes tal vez todavía no ha nacido

jueves, 13 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 13, 2014

Si usted ya pasó los 60 años y está por llegar a los 70 o ya llegó, cuídese de todo y de todos. Usted ha llegado a una edad tal, que no es otra cosa que la época en que todo comienza a arrugarse, agacharse y con pereza; es el indefectible e incontenible inicio del declinar de la existencia. No se trague el cuento de que usted está en su mejor edad. Eso fue a los 30 y a comienzos de los 40, cuando repetir de todo no sólo no hacía daño, sino que era posible y hasta motivo de orgullo y de jactancia. Pero a su edad "repetir" es palabra maldita y prohibida. Veamos: ¿Repetir matrimonio? ¿Con qué, con quién y ya para qué? ¿Repetir frijoles? ¿Y, los gases qué? ¿Repetir el acto sexual? Será dentro de una semana (con suerte). Después de los 70, no hay vuelta posible: ¿Volver a empezar? ¿Con qué tiempo? ¿Volver a ser papá? No seas cojudo. ¿Volver a trotar? Infarto seguro. ¿Volver a nadar? Será flotar. ¿Volver a cantar? Te ahogas, huevón. ¿Beber como antes? Ahí viene la cirrosis. Después de los 70 todo es grave, de cama, de muerte. Un catarro es una bronquitis. Un resfriado, una neumonía. Una tos, tuberculosis. Un golpe, un hematoma. Un chicharrón con hueso, diente partido. A partir de los 70: Un dolor de cabeza es un derrame. Un dolor en el pie, gota. Dolores en las manos, artritis. Un olvido tonto, mal de Alzheimer. Una tembladera, Parkinson. Un estornudo, sinusitis. Una oclusión intestinal después de los 70, es cáncer de colon. Sed, diabetes. Un kilo de más, escoliosis. Un kilo de menos, ¿será leucemia? Una orinada a media noche, próstata. A los 70, lo que no crece se cae o no funciona igual. Aquél que te acompaña desde tu nacimiento, por ejemplo, fiel cómplice de ternuras apasionadas en otros tiempos, es ahora un perezoso y desvergonzado, especialista en contradecir tus arrestos, haciéndote quedar muy mal. Y qué dices de aquella, ya no lubrica como antes. Se cae el cabello. Se caen los senos. Se caen las mejillas. Se caen las nalgas. Solo crecen pelos en la barbilla, en las orejas, en la nariz. A los 70 todo es peligroso: Sonarte fuerte, hemorragia nasal. Visión borrosa, cataratas. Cera en los oídos, otitis. Insomnio, ataque depresivo. Un pelo en el peine, calvicie. Dolor en la nuca, osteoporosis. Y no se te ocurra subir más por las escaleras. Si después de los 70, usted se despierta y no siente nada, es porque está muerto. Si se le daña el estómago, le tienen que poner suero. Si le ponen trabas al renovar el seguro de vida, consiga siquiatra. No es por mortificar, pero es mejor que sea consciente de lo que le espera, para que vaya organizando su testamento y escogiendo un buen lugar en su cementerio favorito, luego, claro, de haber pasado su temporada en el asilo que seleccionaron sus hijitos queridos. Piense. Hágalo en serio. No sea que a su pobre familia le toque decidir todas estas cosas en momentos de apremio. Claro, puede que llegue a los 80; pero no le recomiendo confiarse demasiado; y en todo caso, nunca será lo mismo. No nos hagamos ilusiones ...

viernes, 7 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 7, 2014

ROGELIO MARTINEZ VIERNES DE SONRISAS UNICAMENTE… El piloto de un avión comercial anuncia a los pasajeros por el intercomunicador que hay un problema con el motor número uno. —No hay motivo para alarmarse —dice—, pero como debo apagarlo, nuestra llegada al aeropuerto se retrasará una hora. Unos minutos después, el piloto da aviso sobre una fuga de aceite en el motor número dos. —No se preocupen —señala—, un 747 puede volar únicamente con dos motores, pero habrá un retraso mayor en nuestro arribo. Al poco rato el piloto se dirige otra vez a los pasajeros: el aterrizaje se retrasará aún más debido a un problema con el tercer motor. —¡No, por favor! —exclama uno de los pasajeros, visiblemente enojado—. Si el cuarto motor llega a apagarse, ¡estaremos aquí arriba toda la noche!

jueves, 6 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 6, 2014

El uso indebido del servicio de mensajes WhatsApp puede ser peligroso porque crea adicción en algunas personas y deja huellas difíciles de controlar y borrar. Este tipo de conducta, llevada a los extremos, puede provocar problemas de aprendizaje, reducción de la capacidad de retención y menor capacidad de dar la cara entre las personas, mencionan algunos expertos. Sufrir ansiedad por olvidar el móvil en casa y no estar conectado, pasar varias horas conectados a WhatsApp, evitar el contacto personal y referir siempre a esta aplicación sea cual sea el contenido de la conversación, y escuchar alertas de WhatsApp sin que se haya recibido ningún mensaje, son signos de lo que recientemente se conoce con el término “WhatsAppitis”. Asimismo, como se menciona en el portal ABC.es, una de las dolencias más comunes que puede provocar la adicción a las aplicaciones de mensajería, es la tendinitis, una inflamación de algún tendón provocada por el esfuerzo constante de los mismos en las manos. Concretamente, esta se podría manifestar tras enviar reiteradamente mensajes de texto a través del teléfono debido a la tensión de los dedos pulgares. Otro inconveniente que puede presentarse es la nomofobia, término clínico que define a una persona que siente pavor ante la idea de salir de casa sin su smartphone. Provoca aumento de estrés y desánimo en los usuarios, los cuales no pueden evitar estar constantemente conectados a Internet y a WhatsApp. Igualmente, el doctor Juan Cuadros Moreno, médico internista del Hospital Ángeles, menciona que el uso excesivo de esta aplicación u otras similares, puede producir lo que se conoce como Phubbing, que consiste en no hacer caso a las personas que te rodean y centrar toda tu atención en el teléfono móvil. De una forma u otra, actualmente se consulta el smartphone una media de 150 veces cada día, según diversos estudios, ya que los usuarios consultan su móvil, sólo por si ha pasado algo. Sin embargo, ese algo viene de un contexto nuevo, como las aplicaciones de mensajería instantánea, en donde WhatsApp es el rey del mercado, con seiscientos millones de usuarios en todo el mundo

miércoles, 5 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 5, 2014

GUILLERMO AGUIRRE FARIAS. Anécdota de Gandhi. Cuando Gandhi estudiaba Derecho en University College de Londres, un profesor de apellido Peters le tenía animadversión, pero el alumno Gandhi nunca bajó la cabeza, eran muy comunes sus encuentros: Se cuenta que un día el profesor Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el alumno viene con su bandeja y se sienta al lado del profesor. El profesor, altanero, le dice: -“Señor Gandhi usted no entiende...Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos”. A lo que contesta Gandhi: -“Esté usted tranquilo profesor...yo me voy volando”, y se cambia de mesa. El señor Peters verde de rabia, decide vengarse en el próximo examen, pero el alumno responde con brillantez a todas las preguntas. Entonces le hace la siguiente pregunta: -"Señor Gandhi, Ud. está caminando por la calle y se encuentra con dos bolsas, dentro de una de ellas está la sabiduría y en la otra mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva?" Gandhi responde sin titubear: -"¡Claro que el dinero profesor!" El profesor Peters sonriendo socarronamente le dice: -"Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría ....¿no le parece?" -"Cada uno toma lo que no tiene", le responde el alumno. El profesor Peters, histérico ya, escribe en la hoja del examen: ¡Idiota! Y se la devuelve al joven Gandhi. Gandhi toma la hoja y se sienta. Al cabo de unos minutos se dirige al profesor y le dice: -"Señor Peters, usted me ha devuelto mi hoja de examen, pero no me ha puesto la nota, sólo la ha firmado".

martes, 4 de noviembre de 2014

NOVIEMBRE 4, 2014

JORGE ZUÑIGA "QUERIDA JULIA: Te escribo ahora, mientras duermes, por si mañana ya no fuera yo el que amanece a tu lado. En estos viajes de ida y vuelta cada vez paso más tiempo al otro lado y en uno de ellos, ¿quién sabe?, temo que ya no habrá regreso. Por si mañana ya no soy capaz de entender esto que me ocurre. Por si mañana ya no puedo decirte cómo admiro y valoro tu entereza, este empeño tuyo por estar a mi lado, tratando de hacerme feliz a pesar de todo, como siempre. Por si mañana ya no fuera consciente de lo que haces. Cuando colocas papelitos en cada puerta para que no confunda la cocina con el baño; cuando consigues que acabemos riéndonos después de ponerme los zapatos sin calcetines; cuando te empeñas en mantener viva la conversación aunque yo me pierda en cada frase; cuando te acercas disimuladamente y me susurras al oído el nombre de uno de nuestros nietos; cuando respondes con ternura a estos arranques míos de ira que me asaltan, como si algo en mi interior se revelase contra este destino que me atrapa. Por esas y por tantas cosas. Por si mañana no recuerdo tu nombre, o el mío. Por si mañana ya no pudiera darte las gracias. Por si mañana, Julia, no fuera capaz de decirte, aunque sea una última vez, que te quiero. Tuyo siempre T.A.M.R.".

NOVIEMBRE 3, 2014

SALUDOS A ROBERTO CRUZ VICTORIA Carta a mi Padre. Querido padre, Alejandro, tu que siempre pensaste que llamar a su padre "Papá" era un error. Que Papá y Mamá eran las primeras palabras que podía pronunciar un bebé y que llamar a sus padres así siendo adulto era mantener preso a sus hijos como niños. Tu que me decías "no me llamo Papá, me llamo Alejandro, yo no te llamo adad, dada o adadá.." Escribo esta carta públicamente porque quiero que el mundo sepa que el amor entre padre e hijo existe. Veo en el planeta cientos de casos con padres ausentes o que no aceptan a sus hijos como son. Por eso hoy quiero que el mundo sepa cual puede ser una verdadera relación de amor y respeto. Espero le pueda servir a este planeta. Que sirva de ejemplo para que el mundo se transforme en algo mejor y dejen de crear guerras que son productos de rabia contenida. Llamarte Alejandro no me quitó nada, al contrario, no te vi como una figura emblemática, ni como un ser superior, pero como un aliado, un ser lleno de bondad. Llamarte Alejandro es lo más tierno y maravilloso del mundo. Sentirme diferente de los otros niños me dio un gran sentimiento de fuerza. Nunca me educaste con miedo. Me hablaste, me explicaste y te procupaste de enseñarme tus pensamientos dejándome libre de ser el que yo tenía que ser y no el que tu querías que yo sea. ¿Te acuerdas? Te sentabas al lado de mi, leyendo cuentos japoneses para iniciarme a una filosofía de vida. Has formado mi mente para prepararme como un guerrero a recibir los golpes de la vida, a recibir discursos estúpidos, a recibir la imbecilidad humana. Pero me enseñaste también a reconocer la belleza dentro de la fealdad. Me acuerdo que un día me dijiste "te voy a enseñar a pensar". Estábamos en España, de vacaciones en una isla. Y todas las mañanas me dabas clases para pensar. Todo padre debería enseñar a su hijo a pensar. Un niño no es tonto, es como una esponja, lo que le enseñas le queda para toda la vida y lo necesita. Gracias a eso, me marcaste para siempre. "¿Qué es dios? ¿Qué es el universo? ¿Cual es nuestra finalidad en este universo? ¿De donde vengo? ¿Hacia donde voy? ¿Soy un cuerpo con alma o un alma con un cuerpo? Tu verdad es una verdad pero no la verdad..." Me enseñaste a hablar como un ser consciente y delicado. Cuando era niño me hablabas suavemente, como adulto y no me infantilizabas con voz de dibujo animado. Los padres suelen hablar a sus hijos como si fuesen muñecos, pero tu, me hablaste como un ser humano. Luego, me ensañaste a comunicar con los otros y en lugar de afirmar algo en una conversación, me enseñaste a decir antes de empezar una frase: "según lo que yo pienso y me puedo equivocar". En una pelea, en lugar de acusar al otro, me enseñaste a decir lo que siento y qué me produce esa discusión. Nunca me hiciste parte de tus angustias económicas, para que el dinero no sea un peso para mi. He vivido en un paraíso. Un niño tiene que ver la vida como un paraíso. Lo contrario lo convierte en un ser angustiado con miedo a enfrentar su existencia. Cuando tenía rabia, en lugar de contenerla, me llevabas por la mano en el jardín y me hacías destrozar una silla en mil pedazos. No puedes saber la alegría que era para mi destrozar esa pobre silla. Yo te decía: "pero si la rompo ya no vamos a tener silla..." Y tu me decías que no importaba, que ibas a comprar otra. Para ti lo material no tenía ninguna importancia, ningún valor. El único valor que veías estaba en el ser humano. En lugar de reprimir mi creatividad, me comprabas pinceles para que pueda pintar en las paredes de mi cuarto. Nunca me prohibiste nada. Cuando hacía un error, hablábamos sobre él y lo arreglábamos. Confiabas en mi, en mis propios limites que me imponía a mi mismo. Podía hacer y preguntar de todo. Era un niño y se hablaba abiertamente de sexo, sin que la moral religiosa nos haga creer que es algo insano. Cuando alguien tenía sexo en la casa, el día siguiente se celebraba. Cuando deseaba un instrumento, en lugar de pensar que era un capricho, me comprabas un piano, una trompeta, aunque la usaba solo un día. Decías que todo sirve en la vida. Y es cierto, todo lo que te pedí y me diste en la infancia, me sirvió. absolutamente todo. No pusiste ningún limite a mi creatividad. Me enseñaste a meditar, me pasaste libros. Aunque tu y mi madre se separaron cuando yo tenía 8 años, nunca me hablaste mal de ella. No intentaste destruir mi mirada de amor hacia ella. Creaste entre mis hermanos y yo una relación de amor. Sin competencia. Queriendo a cada uno de manera diferente. Me ensañaste a pensar, a creer que todo era posible en la vida. ¿Y como? Te voy a recordar como. Un día nos paseamos por las calles en Paris buscando un par de zapatos, y hasta que no encontraba el par perfecto, no nos íbamos a dejar vencer. Entramos en quince tiendas ese día, hasta encontrar lo que realmente quería. Gracias padre de mi corazón, gracias a eso hoy en día, hasta que no esté satisfecho con lo que estoy creando, no me dejo vencer. Me enseñaste también que cuando no se logra algo, se puede tomar otro camino que lleve a lo que deseas. Cuando me tropezaba en la calle me decías "¡Samurai!" Para que cada paso, cada mirada mía en este mundo sea consciente. El Samurai no se distrae nunca. Me siento vivo Alejandro, tan vivo. Nunca te vi deprimido, ¿te das cuenta? Nunca te quejaste ni te dejaste vencer por el peso de la vida. Nunca me hiciste parte de tus angustias. Me enseñaste a ser alegre, a pensar que la vida era una fiesta. Me enseñaste a no fumar cuando lo adolescentes empezaban a fumar, me explicaste que yo era un niño seguro de mi mismo, que no necesitaba un cigarro para seducir, ser adulto o ser aceptado por los otros. Me sentía fuerte, tan fuerte. Me enseñaste a amarme, a respetar mi templo, mi cuerpo. Te vi escribir toda mi vida ocho horas diarias, dedicado a tu arte. Encontraste el amor a los 75 años, conociste a Pascale, tu mujer. Y es la historia más bella que he visto en mi vida. Me hiciste creer en la unión de dos personas. Ahora tengo fe en la pareja a cualquier edad. A veces me preguntas: "¿Como te sientes mentalmente, corporalmente, sexualmente, emocionalmente?" Te comunicas con mi ser entero. Cuando llego a tu casa, me siento en frente de ti y me miras, me cuentas tu vida, me preguntas sobre la mía e intentas que nuestros monólogos duren el mismo tiempo. Que la conversación sea equilibrada. Que uno no hable más que el otro. Te preocupas por mi sin invadir mi espacio. Pero me dices siempre que me amas. Todo padre tendría que decir a su hijo que lo ama. Cuando era niño y te ibas de viaje, pero me llamabas todos los días, aunque eran dos minutos. Era nuestro trato. Sentí tu presencia. Siempre sentí que podía contar contigo. Cuando decías algo, lo cumplías y no puedes saber lo importante que es para un niño que su padre cumpla lo que diga. Una vez me fui de vacaciones con la escuela, y me sentí tan mal con los niños, me sentí tan diferente a ellos que te llamé llorando. En la noche misma llegaste con tu coche. Hiciste 400 kilometros para sacarme del infierno. Y regresamos juntos la noche misma. Cantando. Decías que un niño no debe sufrir, que sus primeros años son sagrados. Siempre olias mi pelo y mi piel diciendo que olia maravillosamente bien. Siempre me dijiste que iba a ser alto, que tenía talento, que era bello, que era un príncipe. Me acariciaste, me tocaste, me abrazaste. Fui un ser amado. En la mañana tocaba a tu puerta y corría a acostarme al lado de ti y me abrazabas. Yo, la cabeza sobre tu pecho escuchando tu respiración y tu corazón latiendo. Luego ibamos a desayunar en frente de la casa, en un café, y me hablabas de libros, de cine, de los descubrimientos que hacías, de las nuevas ideas espirituales que habías pensado. En este momento estoy llorando de emoción porque nunca me había tomado el tiempo de decirte todo esto. Eres un padre maravilloso. Mis lágrimas corren, esas lágrimas son gotas de amor. Siempre me llevaste contigo en tus conferencias, en tus seminarios, te vi hacerle bien a la gente, darles sonrisas, calmar miedos. Hemos colaborado en teatro, en cine, en mis canciones. Qué maravilla poder crear algo con su familia. Cuando tenía una duda siempre estuviste presente. Tan presente que hoy en día si ya no estuvieses a mi lado, escucharía tu voz en mi mente aconsejándome. Te tengo marcado en mi como un tatuaje para siempre. Me salvaste Alejandro, en este mundo tan cruel, en este caos que es la vida, en esta locura donde vivimos, me mostraste lo más bello. Me alejaste de todo pensamiento burgués, de toda ilusión, de todo pensamiento religioso, de toda moral, me ensañaste a no tener límites. Me enseñaste que soy un ser libre. Libre de la locura humana, libre de guerras, de miedos, me enseñaste que la realidad donde vivimos no es la única realidad, me enseñaste que mi territorio no es una casa, un país o un mundo, sino el universo entero, el infinito. ¿Por qué me hacías pintar en las paredes de mi cuarto? Me lo he preguntado mucho. ¿Por qué dejarme esa libertad de hacer lo que quería en mi habitación? Entendí que me enseñabas a crear, a liberar mi mente, vivir sin ataduras, sin paredes. Esas paredes eran ilusorias, invisibles y pintándolas podía pasar a través de ellas. Me ensañaste a hablar, ni poco ni demasiado. Me enseñaste a respetar el campo energético de los otros. Me enseñaste a contar con las cartas del tarot. Y me mostraste que los símbolos son arte. Me enseñaste que la vida es mágica y que el milagro está por todos lados. Me enseñaste que dios es una energía que nos acompaña, y no un ser severo inventado por escritores. Me abriste una cuenta en una librería y gracias a ti descubrí la poesía. ¡La poesía! Me acuerdo que nos sentábamos todos en la mesa del comedor, y cada uno de nosotros leía su poema. Nunca tuviste amigos inútiles, la única gente que entró en tu casa fue la que querías ayudar o personas con talento. Poetas, filósofos, cantantes, doctores, zapateros, santos, todo tipo de gente pero con alma y contenido. Nunca perdiste tu tiempo en conversaciones vacías. Nunca te he visto borracho ni drogado. Solo te vi desarrollar tu mente y tu talento de forma positiva con finalidad de cambiar el mundo y aportarle algo. Te sentiste durante años un escritor fracasado, y mira lo que lograste. A los sesenta años te liberaste de ese sentimiento y publicaste más de treinta libros, hoy tienes ochenta y cinco años y eres un escritor completamente realizado. Todo eso por creer en ti. Qué ejemplo. ¡Cuanta gente no cree en lo que es, buscando una salida, buscando felicidad sin ver que todo el contenido está vibrando en ellos desde siempre! Me hablaste de la vejez como algo bello y gracias a ti disfruto cada año que cumplo sin temerle a la muerte. Gracias a ti veo que todo es posible en esta vida, en cualquier momento. Veo el amor que tienes en tus ojos, veo el amor en ti cuando me miras, me amaste y diste tanto que te amo sin limites. Tu creaste ese ser que te está escribiendo. Tu creaste mi amor hacia ti. Aplicaste perfectamente esa frase que escribiste y resultó ser verdadera: Lo que das te lo das, lo que no das te lo quitas. Gracias por haberme regalado esta vida.

viernes, 31 de octubre de 2014

OCTUBRE 31, 2014

LA SEÑORA EN EL HOTEL DE LUJO Una simpática dama de la tercera edad decidió regalarse para su cumpleaños una noche en uno de los hoteles más caros de su ciudad. Cuando a la mañana siguiente se acercó a pagar la cuenta, el recepcionista le entregó una factura de... 350 dólares!!! Ella explotó de ira y exigió saber por qué la cuenta era tan alta. "Es un buen hotel pero las habitaciones sin duda no valen 350 dólares por pasar una noche y sin desayuno." El empleado le dijo que $ 350 era la "tarifa estándar", por lo que ella insistió en hablar con el gerente. El gerente apareció y advertido por el empleado de recepción anunció: “El hotel tiene una piscina de tamaño olímpico y un gran centro de conferencias, que están disponibles para su uso". "Pero yo no los usé", dijo. ''Bueno, ellos están aquí, y usted pudo usarlos", explicó el gerente. Luego pasó a explicar que ella también podría haber visto uno de los espectáculos internacionales del hotel por lo cual es famoso. "Los mejores artistas internacionales se presentan aquí", dijo el gerente. "Pero yo no fui a ninguno de esos shows", dijo. "Bueno, nosotros los tenemos, y usted los hubiera podido ver", contestó el gerente. El gerente no se inmutó, por lo que la viejita decidió pagar con un cheque y se lo entregó. El gerente se sorprendió cuando vió el cheque. "Pero señora, este cheque sólo está hecho por $ 50." ''Eso es correcto. Yo le he descontado $ 300 por acostarse conmigo...", respondió ella. "¡¡¡Pero no lo hice!!!", exclamó el gerente muy sorprendido. "Bueno, pero... yo estaba aquí, y usted podría haberlo hecho." No se metan con mujeres..., ¡¡¡ y menos de la Tercera Edad...!!!