viernes, 24 de octubre de 2014

OCTUBRE 24, 2014

Chistes para sonreír en fin de semana Siempre vivo con el miedo que algún día vaya entrar alguien y asalte a mi suegra que vive sola en la calle 5 de mayo 341 casa color verde rejas negras que se abren solas y no tiene alarma ni perros Papá saqué 7.2 en el examen que bueno hijo te felicito pero que examen en el del alcoholímetro se llevaron tu coche Una mentira más y me voy de esta casa como me va decir eso la mujer más linda del mundo Ayer me dijeron que soy muy fea no te preocupes que a mi me han dicho cosas peores. si, que te han dicho... que también eres bastante prostituta

miércoles, 22 de octubre de 2014

OCTUBRE 22, 2014

JAVIER FLORES Y A BRENDA SANDOVAL. FRASES DE ALBERT EINSTEIN Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber. Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas. Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos. En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. La realidad es una mera ilusión, aunque una muy persistente Cuando a Einstein le preguntaron, qué armas se emplearían en la tercera guerra mundial contesto: " No lo se, pero en la cuarta se usarán palos y piedras" No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos. Y por último, No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicarselo a tu abuela

martes, 21 de octubre de 2014

OCTUBRE 21, 2014

UNA FELICITACION A CRISTELA TAGLE POR SU CUMPLEAÑOS, UN SALUDO A GERARDO ROSAS FÁBULA CHINA En la China antigua, un príncipe de la región estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse. Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta. Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe. Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración. El principe anunció el desafío: "Daré a cada una de ustedes una semilla. Deben cultivarla con amor y hacerla crecer. Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí, esposa y futura emperatriz de China". El tiempo pasó y la dulce joven, como no tenía mucha habilidad en las artes de la jardinería, cuidaba con mucha paciencia y ternura de su semilla. Por fin, pasaron los seis meses y nada había brotado. En la hora señalada estaba allí, con su vaso vacío. Todas las otras pretendientes tenían una flor, cada una más bella que la otra, de las más variadas formas y colores. Ella estaba admirada. Nunca había visto una escena tan bella. Finalmente, llegó el momento esperado y el príncipe observó a cada una de las pretendientes con mucho cuidado y atención. Después de pasar por todas, una a una, anunció su resultado. Aquella bella joven con su vaso vacío sería la futura esposa. Entonces, con calma el príncipe explicó: "Esta fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz: la flor de la honestidad. Todas las semillas que entregué eran estériles". "SI PARA VENCER, ESTUVIERA EN JUEGO TU HONESTIDAD, PIERDE. Y SERÁS SIEMPRE UN VENCEDOR".

lunes, 20 de octubre de 2014

OCTUBRE 20, 2014

Los 6 perores errores que puedes cometer como jefe Hay que tener cuidado cuando piensas que puedes decir lo que quieras con tus empleados, pero podrías cometer un error garrafal. Es muy simple pensar el que un jefe o líder en una empresa, por estar en la posición en la que se encuentra, tiene la libertad de decir lo que se le da la gana. Pero esto podría ser uno de los grandes errores en las organizaciones. Los jefes podrán compaginar o estar en sintonía con muchos empleados, pero siempre habrá otros que preferirían despedirlos. Estos empleados problemáticos, aquéllos que no se callan una y que tienen a los jefes al borde del arranque de histeria, podrían ser una amenaza mayor. Te recomendamos: Haz estas 3 cosas y conviértete en un mejor líder Pero a pesar de ser jefe, no se puede dar rienda suelta a la frustración y soltar la primera idea violenta a la primera. “¿Y por qué no puede decir lo que siente a pesar de ser el dueño del negocio? Pues porque si comete el error de hacerlo puede que despliegue una plaga de desmotivación en la plantilla, lo que sería muy negativo para el desarrollo normal del negocio”, mencionan los expertos de Asesores de pymes. Ellos precisan que es mejor callarse ante algún reto que represente cualquiera de estos trabajadores o resolverlo de una manera civilizada. Ante esto, proponen una serie de frases que los jefes nunca deben decir, sea cual sea la situación: Yo soy el jefe. Haz lo que te digo y cállate. Sí, es cierto. Tú eres el jefe y estás en tu derecho de mandar a tus empleados, pero el miedo y el autoritarismo no es la mejor forma de hacerlo. La plantilla sabe de sobra que debe seguir tus directrices pero si tu liderazgo no fomenta el debate te estarás perdiendo importantes ideas y sugerencias que pueden partir de cualquier trabajador y que pueden ser beneficiosas para el negocio. No olvides nunca que los que están por debajo de ti tienen un conocimiento más exhaustivo sobre los clientes de lo que tú tendrás jamás. Tienes suerte de tener trabajo. La antigua mentalidad de que un empleado debe besarte el anillo y que debe sentirse agradecido por haberle dado la oportunidad de llevarse una nómina a casa todos los meses no es buena idea, ya que puede que tengas delante a un trabajador que cumpla con su cometido. Pero te perderás su posible aportación extra, ya que estará totalmente desmotivado y cohibido ante un patrón que se muestra feliz en su papel de déspota. ¿Por qué eres el único que tiene un problema con ese trabajo que te encargué? Como en casi todo, en los negocios las comparaciones son odiosas. Este axioma también es válido para la relación jefe y empleado. Da igual que estemos ante un caso puntual de un trabajador de confianza o ante un problema que se repite. La solución nunca debe pasar por compararle con otros compañeros, sino por tratar de encontrar la base del problema que impide la correcta realización del encargo. No tengo tiempo. No se te ocurra rechazar con semejante excusa la solicitud de charla de un empleado. Dos minutos de tu atención a alguien pueden ser de mucha utilidad. En cambio, un rechazo puede originar un problema que se alargue en el tiempo. No tienes ni idea del estrés que tengo que soportar. Seguramente es cierto que un jefe está más estresado que cualquiera de los suyos. Pero tampoco es necesario vanagloriarse de ello y hacer de menos los problemas de los demás. Esta forma de actuar también conduce a la desmotivación. ¿Ve usted ese nombre en mi puerta? Esta pregunta suele hacerse a aquel trabajador al que se le quiere dar una lección de humildad contándole cómo una persona como tú que salió de la nada ha llegado a presidir una firma. Eso quizá debería hacerle pensar al trabajador que su solicitud o problema no es importante si lo compara con lo que tú has tenido que padecer para llegar a tu puesto actual. Pero es una mala estrategia, ya que tú no eres Dios y lanzar ese tipo de proclamas no es la mejor manera de lograr la afinidad con tu plantilla.

viernes, 17 de octubre de 2014

OCTUBRE 17, 2014

Había un campesino que andaba muy preocupado, le habían robado 200 cabezas de ganado (de vacas), y el hombre puso un aviso en el diario que decía: "Por favor devuélvanme las 200 cabezas de ganado porque las vacas se andan chocando entre si."

jueves, 16 de octubre de 2014

OCTUBRE 16, 2014

Buena manera de hacer una buena obra, y con el frio se antoja! "Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta y gozamos poco por lo mucho que tenemos ." Shakespeare "El café pendiente" "Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.: - Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres "pendientes". Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto: - ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”? Me dicen: - Espera y verás. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés: - Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”. Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados y, de repente, aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja: - ¿Tienen algún "café pendiente"? Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.

miércoles, 15 de octubre de 2014

OCTUBRE 15, 2014

LAURA POLOMINO ARAIZA Las matrushkas, matruscas o matrioskas —también llamadas nesting dolls, «muñecas que acogen»— son una artesanía compuesta por un juego de muñecas talladas en madera, cuyos cuerpos, ovoides y huecos, permiten que se coloquen una dentro de la otra. Pueden contener tres, cinco, siete, diez o más —el récord es de 51 muñecas una dentro de otra. En la antigua Rusia, Matrioska era un nombre popular entre las niñas rusas, y se cree que derivó del latín mater, ‘madre’ —y, en este caso, ‘abuela’—. La muñeca más grande representaba a la matriarca con su descendencia «dentro», de modo que la matrushka representaba los valores de la familia, y se regalaba a los recién nacidos para desearles una vida larga y próspera. A pesar de lo que pudiera pensarse, esta artesanía no se creó en Rusia. Su antecesora llegó a ese país a finales del siglo XIX en una exhibición local de arte japonés, y se trataba de una estatuilla que representaba a los siete dioses protectores del hogar; su descubrimiento fascinó a Serguéi Malyutin, un artesano ruso que lo llevó al estudio de arte de Savva Mamontov, empresario para quien trabajaba. Poco después, el hermano de Mamontov fundó un taller de juguetes para niños en la ciudad de Sérguiev Posad. Ahí, el artista Vasily Zvyozdochkin talló en 1890 la primera matrushka a partir de un diseño de Malyutin, y estas muñecas pronto se popularizaron. En la actualidad, estas piezas se fabrican no sólo en Rusia, sino también en países como Polonia, Alemania e Italia, y pueden representar a políticos, líderes y otros personajes, pero la más común sigue siendo la representación de la campesina rusa. Algarabìa

martes, 14 de octubre de 2014

OCTUBRE 14, 2014

SALUDOS A FRANCISCO RAMIREZ ESPAÑA SONRIO, SUEÑO Y AMO SONRIO… Aunque la vida me golpee, Aunque no todos los amaneceres sean hermosos, Aunque se me cierren las puertas. Sonrío… SUEÑO… Porque soñar no cuesta nada y alivia mi pensamiento, Porque quizás mi sueño pueda cumplirse, Porque soñar me hace feliz. LLORO… Porque llorar purifica mi alma y alivia mi corazón, Porque mi angustia decrece, aunque solo sea un poco… Porque cada lágrima es un propósito de mejorar mi existencia. AMO… Porque amar es vivir, Porque si amo, quizás reciba amor, Porque prefiero amar y sufrir, que sufrir por no haber amado nunca. COMPARTO… Porque al compartir crezco, Porque mis penas, compartidas, disminuyen, Y mis alegrías se duplican… Sonrío, sueño, lloro, amo, comparto… ¡¡¡Vivo…!!! Y por ello doy gracias, un día más

lunes, 13 de octubre de 2014

OCTUBRE 13, 2014

Saludos a Rosario González Morales La historia de unos Mineros Seis mineros trabajaban en un túnel muy profundo en un lugar de Africa extrayendo minerales desde las entrañas de la tierra. De repente un derrumbe los dejo aislados del afuera sellando la salida del túnel. Con su experiencia, se dieron cuenta rápidamente de que el problema sería el oxigeno. Si hacían todo bien les quedaban unas tres horas y media de aire, cuando mucho. Acordaron hacer el menor desgaste físico posible, apagaron las lámparas que llevaban y se tendieron todos en el piso. Era difícil calcular el paso del tiempo. Incidentalmente, solo uno de ellos tenia reloj. Hacia el… iban todas las preguntas: ¿cuanto tiempo paso? ¿Cuanto falta?. Cada par de minutos parecía una hora, y la desesperación ante cada respuesta agravaba aun mas la tensión. El jefe de los mineros se dio cuenta de que si seguían así, la ansiedad los haría respirar mas rápidamente y esto los podía matar. Así que ordeno al que tenia el reloj que solamente el controlara el paso del tiempo. El hombre del reloj se dio cuenta de que, a medida que pasaba el tiempo, iba a ser cada vez mas terrible comunicarles que el minuto final se acercaba. Así que cuando les informo de la media hora, habían pasado, en realidad, 45 minutos. No había manera de notar la diferencia, así que nadie siquiera desconfió. Apoyado en el éxito del engañó, la siguiente información la dio casi una hora después. Dijo "paso otra media hora"..., y los cinco creyeron y pensaron en cuan largo se les hacia el tiempo. La cuadrilla de rescate llegó a las cuatro horas y media Encontraron vivos a cinco de ellos. Solamente uno había muerto de asfixia..., el que tenia el reloj. Esta es la fuerza que tienen las creencias en nuestras vidas. Esto es lo que nuestros condicionamientos pueden llegar a hacer de nosotros. Cuando creemos, y confiamos, en que se puede seguir adelante, nuestras posibilidades se multiplican.

viernes, 10 de octubre de 2014

OCTUBRE 10, 2014

ROGELIO MARTINEZ VIERNES DE SONRISAS UNICAMENTE… dejé de ver a mi proctologo porque me estaba enamorando de él. ¿Tengo algún problema? No sé por qué dicen que en caso de incendio usen las escaleras, creo que es mejor usar agua=-- El piloto de un avión comercial anuncia a los pasajeros por el intercomunicador que hay un problema con el motor número uno. —No hay motivo para alarmarse —dice—, pero como debo apagarlo, nuestra llegada al aeropuerto se retrasará una hora. Unos minutos después, el piloto da aviso sobre una fuga de aceite en el motor número dos. —No se preocupen —señala—, un 747 puede volar únicamente con dos motores, pero habrá un retraso mayor en nuestro arribo. Al poco rato el piloto se dirige otra vez a los pasajeros: el aterrizaje se retrasará aún más debido a un problema con el tercer motor. —¡No, por favor! —exclama uno de los pasajeros, visiblemente enojado—. Si el cuarto motor llega a apagarse, ¡estaremos aquí arriba toda la noche!